jueves, 26 de agosto de 2010

UNA HORA Y TRES CUARTOS PARA HACER LA G.E.N.E. 4+/5, 200 metros.

Ayer, miércoles, no tenía claro donde ir. Me dirigí hacia el Cabeçó para ascender a la cumbre, pero... una vez allí me picó el gusanillo. Me decidí por meterme en la vía GENE, estaba motivado. La vía no tiene una gran dificultad y además la he recorrido en varias ocasiones, solo había un componente negativo, la cuerda para poder rapelar, se había quedado en casa..? Bueno, no pasa ná... es cuestión de mentalizarse y claro está, de "agarrarsecontoastusfuerzaspanocaerse". Así que, en 45 minutos estaba arriba y 1 hora más tarde, lo que me costó destrepar toda la vía, estaba abajo. Ya en el suelo, respiré hondo y encontré bastante alivio, je, je... Una peripecia más...

2 comentarios:

ROCA dijo...

Alucino Juan...jejeje Un abrazo.

Anónimo dijo...

Olvidarse la cuerda cuando se va a escalar, es como que se olvide un rejoneador de ir a la plaza de toros sin sus caballos. Soy escalador veterano y nunca he entendido la escalada solitaria. Me parece una forma consciente de jugar con la muerte. Creo que en la montaña no es necesario el morbo. Pero aún entiendo menos que se haga publicidad de esto. Yo al día de hoy no iniciaría a nadie en la escalada. Cada cual que coja sus aficiones.

Viví y vivo plenamente el sentimiento que impulsa a un hombre a subir una pared. Pero lo bonito es volver con los tuyos....... Asi el exito tiene un sentido. Si solo quedase un ser humano en el planeta dudo que le diera por hacer integrales a pelo.

Mi amigo y compañero Francesc Dalmases i Cunill, hizo tres veces la norte del Eiger. La segunda repetición la hizo en solitario. LA PRIMERA SOLITARIA ESPAÑOLA AL EIGER. año 1985. En el Dhaulagiri decidió atacar la cima en solitario y murio. Tal vez no hubiera muerto si hubiese llevado un compañero y hubiera ido atado.
El sentido de la vida y el de la escalada es compartir.....


Saludos Juan.